MI CUMPLEAÑOS

treintaitantos 01

Febrero es un mes especial para mí, es MI mes, no como propiedad, claro, pero es que es mi cumpleaños. Nací un 17 de Febrero, miércoles. Hacía frío pero salió el sol y, por alguna razón siempre hace bueno ese día; espero que no por haberlo dicho se rompa la “magia” y este año caigan rayos y truenos,¡no,por favor!

 No voy a decir cuántos años cumplo, sin embargo puedo decir que los suficientes como para hacer balance sobre muchas cosas. Cuando ya superas los treinta te das cuenta de una realidad: no todo es cómo pensabas o te contaron, la vida no es fácil ni difícil, la vida es una montaña rusa que unas veces te lleva por unos sitios y en otros momentos por otros y eso puede cambiarlo todo. Lo digo porque se supone que a cierta edad ya has cumplido con “todo”, ese plan que elaboramos mentalmente cuando somos jovenzuelos, basado muchas veces en los valores sociales que arrastra la tradición. Piensas que acabarás tu carrera, encontraras un trabajo, una bonita boda antes de los treinta y los niños, la hipoteca, el perro…Me he equivocado en el orden, ¿verdad? Bueno, el caso es que la realidad es bien distinta, repito: no sabes por dónde te va a llevar la vida.

Y eso de no cumplir con ciertas cosas a veces los demás lo ven como algo raro ( ¡los raros sois vosotros!). Me pasa a mí y creo, a muchas, cuando has pasado la barrera de los treinta y eres mujer, empieza a sonar una y otra vez una música cuya letra dice “¿Y tú para cuándo?”, suele ir acompañado de un “Se te está pasando el arroz”. ¿Perdón?, ¿what?, ¿estoy haciendo paella y no me he enterado? En serio, estamos enl siglo XXI, ¿por qué hay que aguantar esas memeces? ¿Dónde pone que hay que seguir un código? Pues no, no pasa NADA y si estás leyendo esto y tienes alguna amiga, madre de o tía abuela lejana que te somete a este test cada vez que te ve con una mirada de reprobación porque cree que su vida es perfecta, te digo, no lo es.

Esta escena de la película El diario de Bridget Jones, en ella va a cenar a casa de unos amigos donde se encuentra a un montón de parejas muy petardas. Lo que pasa es real como la vida misma.

treintaitantos 05

La vida es como es y cada uno la vive de una manera, cada cosa tiene su momento y, cada momento trae algo. Punto. Por eso, otro cuento: la historia del príncipe azul. Mentira, no lo busques. Probablemente, en tu vida habrá de todo menos un príncipe y te dé más de un quebradero de cabeza , serán ranas y ratas. Sí, todo eso antes de que llegue el que merezca la pena.

treintaitantos 06

Y esa ilusión de encontrar un piso ideal y barato… Cuánto daño me hizo ver Merlose Place, esos apartamentos tan geniales en un recinto con piscina con vecinos llenos de secretos interesantes y de muy buen ver. Yo adapté mi versión a algo más castizo y sueño con un pisito en un edificio antiguo, con una bañera de patas, suelo de madera y balcones donde poner geranios. En Madrid, por lo menos, algo así es todo un desafío. Pero lo encontraré.

treintaitantos 03

En ese pisito ideal todavía no caben niños. Tengamos en cuenta que eres de esas a las que les gusta darlo todo un jueves ( o juernes), ir de cenas una noche sí y otra también, dormir un domingo hasta las doce… no encaja un niño en tu vida, porque sientes que los treinta son los nuevos veinte. ¡Sí! Quieres niños, pero de momento, los hijos de amigas están muy bien para ir ensayando.

treintaitantos 04

Podría hacer una lista de mil cosas y el post sería casi un libro, pero no. A veces pienso que si volviera a tener veinte con lo que sé ahora muchas cosas serían diferentes, pero eso tampoco se puede saber, quiero pensar que no hay solo un tren para cada cosa. Os dejo con este clip de la película Las ovejas no pierden el tren de Álvaro Fernández Armero, “será por trenes”.

Hay que ir hacía adelante, disfrutando, llorando, aprendiendo y sonriendo, eso y, una buena crema antiarrugas. Cumplir años es maravilloso. Así que afronto una nueva edad que no sé qué traerá,  lo que sea, espero que sea bueno.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Patricia dice:

    ¡¡¡ENHORABUENA!!! Y no por tu cumpleaños o por el post! ENHORABUENA con mayúsculas por haber llegado a la treintena con esa actitud ante la vida, por ese “me pongo el mundo por montera” y “a mi plín, yo duermo en Pikolín”. Por no ponerle edad a los sentimientos ni a las aventuras, por el no al “ya estoy mayor pa’ eso”. NO! La juventud y la ilusión son una actitud y una forma de vida, no una acumulación de años.

    ¡¡¡ENHORABUENA!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s